segunda-feira, 26 de setembro de 2011

Hasta 18 millones de mujeres viven del trabajo doméstico en A. Latina

Equador - Entre 14 y 18 millones de mujeres viven del trabajo doméstico en América Latina, reveló hoy la Oficina para el Cono Sur de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
"Además hay al menos 500 000 que son migrantes y viajan de Perú a Chile, de Nicaragua a Costa Rica o de Paraguay a Argentina", agregó la especialista regional en género y empleo de OIT, María Elena Valenzuela.
"Por ello se trata de un problema social y laboral trasnacionalizado", insistió Valenzuela. Comparativamente, estas mujeres representan entre un siete y nueve por ciento de la fuerza laboral latinoamericana, aunque en algunos países ese porcentaje es mayor.
En Chile, con alrededor de 300 000 trabajadoras de casa particular, dicha tasa asciende a un 12,3 por ciento de todas las mujeres ocupadas.
"En general, estas mujeres tienen una condición salarial más baja que el promedio de los trabajadores, además de menos derechos laborales", explicó Valenzuela.
La situación más frágil la enfrentan los dos millones de niños que realizan trabajo doméstico en la región, esencialmente mujeres llamadas "criaditas", "ahijadas", "restàvek" o "filhas de criacao".
La OIT estima incluso que hay más niñas en trabajo doméstico en el mundo que en cualquier otra ocupación. En ese marco, Valenzuela valoró los avances regionales en la discusión del Convenio 189 de la OIT, el que iguala los derechos laborales de estas trabajadores con los demás ocupados.
La iniciativa, aunque en general no apoyada por los representantes de los empresarios en las delegaciones latinoamericanas de la OIT, está en fase inicial de ratificación en la región, explicó Valenzuela.
El tema se vincula además con la posibilidad de un empeoramiento de la oferta de puestos de trabajo en este segmento, debido al posible advenimiento de una crisis económica global. "Cuando hay recesión, lo primero que hacen las familias es reducir los pagos por trabajo doméstico", recordó Valenzuela.

Fonte: OIT

Nenhum comentário: